4.-El escarabeo del matrimonio

Una destacada característica del reinado de Amenhotep, fue la emisión de una serie de grandes escarabeos conmemorativos, al igual que su padre Tuthmés IV elaboró en su reinado en conmemoración de su “triunfo” sobre los sirios.

El texto del escarabeo del matrimonio nos dice lo siguiente:

“Horus viviente, toro poderoso que se aparece en la Verdad; el de las Dos Damas; que dicta las leyes, pacifica las Dos Tierras; Halcón Dorado, grande en valor, que castiga a los asiáticos, Rey del Alto y el Bajo Egipto, Nebmaatra, hijo de Ra, Amenhotep, gobernante de Tebas, que otorga la vida; y la gran esposa real Tiye, que viva. El nombre de su padre es Yuya, el nombre de su madre es Tjuyu. Ella es la esposa de un rey poderoso cuya frontera sur se encuentra en Karoy, y la norte en Naharin”

Este matrimonio se contrajo en el primer año de su reinado, siendo Amenhotep un niño, se apunta que Yuya y Tjuyu (Tuya) controlaban entonces el poder, y en este escarabeo se demuestra su gran influencia, siendo la inclusión de sus nombres una forma de hacer pública el respaldo de esta pareja, a los partidarios del niño-rey.

Yuya y Tuya procedían de Ajmín, población situada entre Amarna y Tebas, el padre de Tiye, era sacerdote de Min, dios cuyo culto estaba centrado en su ciudad natal. Tuya, tambien participaba en el servicio del dios, siendo Directora de Bayaderas. Esta familia se trasladó a Tebas después del matrimonio de su hija, siendo rápidamente encumbrados como Caballerizo Mayor y Lugarteniente en Jefe de los Carros de su Majestad y Padre del Dios, en el caso de Yuya, y el título de Directora de Bayaderas de Min, fue sustituído por Amón, añadiéndose también el de cantora, tanto de este dios como de Hathor, y de Madre Real de la Gran Esposa Real en el caso de Tuya.

Esto nos hace olvidar la romántica hipótesis de que Amenhotep y Tiye se casaran por amor, difícilmente se podrían conocer ya que la familia tenía obligaciones lejos de Tebas.

¿Quien haría la elección que llevó Tiye al trono?

Hemos apuntado anteriormente la hipótesis de que Yuya y Tuya controlaran anteriormente el poder, pero también hemos dicho que su traslado de Ajmín a Tebas es con el motivo de la boda de su hija, de aquí mis dudas sobre esta teoría, así que paso a la siguiente, mi favorita.
La lógica nos indica que fue su madre Mutemuya quien hizo la elección, ya hemos hablado de la influencia de la corregente en las representaciones.

Los orígenes de esta real dama no los conocemos, pero ya que se ha llegado a sugerir de que Tiye era descendiente de Ahmés-Nefertari (por lo tanto de Tetisheri ). Las pruebas de los defensores de esta hipótesis se basan en el nombre de Tiye, Ty, o Tiy, como una forma abreviada de Nefertari, su variante Nefertiti, escrita a veces como Nefertitiy.

También se ha sugerido de que Yuya fuera hermano de Mutemuya, lo que haría a Tiye sobrina de esta, y explicaría la gran influencia ganada tan rápidamente por esta familia. Aunque no lo podamos saber de cierto, lo que si podemos asegurar, es que Tiye no era una plebeya como a algunos les gusta decir despectivamente. No es nada probable que se sacara a una muchacha del anonimato para ejercer el papel de Gran Esposa Real.

La cuestión es que Mutemuya “vertió aceite en la cabeza de la muchacha” para dar a entender que había sido la escogida.

Incluso un hermano de Tiye, Anón, fue elevado a las magistraturas cuando se le nonbró “segundo profeta” o sumo sacerdote adjunto de Amón en Karnak. Otro posible hermano fue Ay, ya que más adelante ostentó todos los títulos heredados de Yuya, incluido el del Padre del Dios.

Tiye no fue la única esposa del monarca, a finales de su reinado, contaba con “tres Grandes Esposas Reales” la reina Tiye, y sus hijas Sitamón e Isis, cinco esposas “menores” Kilu-Jepa y Tadu-Jepa de Mitanni, dos de Babilonia, y la hija de Targundaradu, rey de Arzawa.

Curiosamente ni Tiye ni su familia perdieron jamás su influencia, esto puede verse confirmado en la emisión de los escarabeos correspondientes al matrimonio de Amenhotep con Kilu-Jepa, en su décimo año de reinado, donde se llama la atención una vez más sobre los padres de Tiye. El texto implica que, no importaba cuantas mujeres secundarias pudiese tomar el rey, la influencia de Tiye y su familia no se debilitaría.


 
A %d blogueros les gusta esto: